¿Por qué es importante denunciar un delito?

Captura de pantalla 2014-09-29 a la(s) 14.40.14
En México todo proceso penal inicia en el momento en el que el Ministerio Público tiene conocimiento de hechos posiblemente constitutivos de delito (notitia criminis). Este conocimiento en nuestro país se puede obtener formalmente de dos maneras: a través de la denuncia o de la querella.

La denucia es el mecanismo por el cual cualquier persona (sin importar si es o no la víctima del delito) informa al Ministerio Público o a la policía sobre hechos que son posiblemente constitutivos de delito. La denuncia es un derecho que tienen todas las personas para promover el inicio de una persecución penal.

La querella es la manifestación de la voluntad de la víctima mediante la cual expresa su deseo de que se ejercite la acción penal en contra del probable responsable; la querella es un requisito de procedibilidad del delito la única persona legitimada para presentar una querella es la víctima del delito, es decir que si la víctima no formula su querella el Ministerio Público no puede proceder a investigar los hechos aún a pesar de que a todas luces sean constitutivos de delito. Ejemplos de delitos que se persigan sólo hasta después de que la victima formulo su querella son la violación, el fraude en algunos casos, las amenazas. acoso sexual, entre otros. Captura de pantalla 2014-09-29 a la(s) 14.39.55
En México el 85% de las víctimas nunca denuncian el delito que fue cometio en su contra y el 98% de los procesos que se inician acaban sin que se demuestre la plena responsabilidad del procesado.
Por poner un ejemplo de lo anterior, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el Distrito Federal de enero a agosto de este año se cometieron 120,458 delitos, si el 85% de las personas no denuncian los delitos quiere decir que sólo se denunciaron el 15%, lo cual significa que sólo se iniciaron 18,069 averiguaciones previas de las cuales únicamente 361 acabarán con alguien condenado por la comisión de un delito.
Sin lugar a dudas estos son números alarmantes que evidencian un grave problema de fondo en nuestro sistema de justicia penal y los culpables no son sólo las autoridades; es imposible negar que parte del problema pasa por ellos, policías, agentes del Ministerio Público, jueces, etc., sin embargo los ciudadanos también tienen parte de la culpa de que el sistema no funcione. El 80% de los mexicanos creen que pueden sobornar a los jueces, clara muestra de que el problema somos nosotros mismos.
Es importante que todos hagamos nuestra parte para tratar de hacer que el sistema penal mexicano sea pronto, expedito y sobre todo justo.
¿Qué nos corresponde a nosotros hacer para evitar la impunidad en México?
¿Por qué no empezar por el principio…? Denunciar.

Fuentes: 

– SESNSP. Incidencia delictiva en el Fuero Común 2014

– García Gómez, Javier. Consideraciones sobre la etapa preliminar o de investigación en el nuevo proceso penal mexicano 
– Carbonell, Miguel. Los juicios orales en México
-CMG
Anuncios