Memorial de un alumno

Inspirado en “Instrucciones para vivir en México” de Jorge Ibargüengoitia, hago referencia a  uno de sus capítulos que tiene como titulo el mismo nombre que este pequeño escrito. 

Parece que todos estamos de acuerdo que la situación escolar está peor cada día, pensamos en la eliminación de las clases de filosofía en las escuelas públicas de México como materia obligatoria. Es un tema ya muy discutido en nuestra sociedad pero que resulta impresionante observar la manera en la que se ha justificado esta decisión; unos mencionan que las nuevas tendencias internacionales van encaminadas al desarrollo humano entendido como un desarrollo económico en conjunto y no como un desarrollo individual para después actuar en coordinación con nuestros pares, otros peores mencionan que es una pérdida de tiempo, pues para eso existe la religión y es de lo más aburrido.Captura de pantalla 2014-10-21 a la(s) 09.09.45

Universidades, ¿Campos de concentración?

Los jóvenes entran a la universidad con esperanza de recibir un titulo para colgarlo en su pared y de esta manera mágicamente no obtener un puesto en la mejor empresa del país en el área de limpieza, sino en algún área ejecutiva. 

La enseñanza de los padres de la generación del trabajo, (60s-90s) se torna lejano para el pensamiento del estudiante del siglo XXI, siempre se piensa, “No se como mis padres pudieron haber hecho esto u otro”, “Son mi mayor admiración porque son mejor de lo que podré ser algún día”. Pero en realidad no es lo que esa generación de padres quieren que los hijos piensen. 

No es que se necesite educación de mayor calidad para todos en el país, es no es afrontar el problema. 

Hoy, ¿Se podría hablar de un renacimiento humano?

En la medida en que las personas acudan a una escuela para adquirir conocimientos y no la búsqueda de una opción para no morirse de hambre,  será el momento en que un país como México pise el acelerador hacia el verdadero éxito. 

-elhund

Advertisements