Más choco que el pozol

Desde la era prehispánica, el pozol fue clave en la alimentación básica de las personas, sobretodo para hacerle batalla al sol y al cansancio del cuerpo. Al hablar del pozol es inevitable sumergirse en la cultura Tabasqueña, que incluye sus exóticas expresiones para comunicarse entre si.

Captura de pantalla 2014-11-13 a las 11.18.07

Tabasco es una Entidad Federativa, ubicada en el sureste de México, colinda al norte con el Golfo de México, al sur con Chiapas y Guatemala, al Poniente con Veracruz y al oriente con Campeche. Su capital es la ciudad de Villahermosa, municipio del Centro.

El pozol es una bebida energizante,se compone de maíz, cacao y agua. Normalmente para su elaboración basta con colocar los ingredientes en la licuadora, 5 segundos y listo.

La sensación en la boca es única, puedes sentir los grumos interactuando en tu lengua e incluso atravesando tu garganta.

Al terminar el vaso es altamente probable (si no es que casi se eleva a ley), que se quede el “shishito“. Expresión que se utiliza únicamente en Tabasco para denominar a los grumos sobrantes del pozol.

Además se utiliza para implicar “un poquito” y es utilizado comúnmente para referirse a comida.

En una conversación Madre e Hija:

-Mamá, ¿quedó pastel de galleta María?

-Mmm no, el anaguao de tu tata no dejó ni un shishito.

-Mjujum

Además, la cantidad de “shishito” que queda depende de que tanto “meneaste” el vaso, pues entre más meneo, más líquido grumoso se ingiere.

Hablar del “meneíto” hace recordar la siguiente historia:

Un joven que se fue a estudiar a la Ciudad de México, tras un año de ausencia y de vacaciones en casa, su madre le sirvió pozol. El muchacho, aparentemente olvidado de los modales típicos, preguntó qué era lo que le habían servido. No recordaba el nombre de la bebida. Cuentan que con ojos enardecidos, la madre enojada le respondió: “¡Anda jijuelachingada! Del nombre ya te olvidaste, pero no de la meneada. ¡Chamaco, eres más choco que el pozol!

Captura de pantalla 2014-11-11 a las 11.36.28

Es muy común que la población del centro y norte de México confundan a las pozolerías de pozol, con las de pozole.

En Tabasco, el pozol se toma agrio, pero si a la persona le agrada más un sabor dulce, se puede maridar perfectamente con unos dulces típicos de la región, así como dulce de leche, de coco, piña con coco, oreja de mico, etc. En mi experiencia, prefiero hacer esa combinación, primero mordiendo un pedazo del dulce, sin tragarlo tomo el pozol y se combinan los sabores.

Además para los malinchistas o los de doble nacionalidad es preciso informar que Incluso los reyes de España lo tomaron en forma de chocolate, fue una bebida de ricos, pues se entendía que para los americanos era tan importante que se tomaba en sus ceremonias.

El pozol no es sólo una bebida, sino un elemento que integra la esencia del Tabasqueño (el choco), resulta admirable conocer la herencia de la cultura madre mexicana y difundir las cualidades de nuestra nación y tierra que conforma nuestra piel. Beber pozol es una tradición que debemos preservar y difundir.

No podemos olvidar que ayer mi madre era morena, mi padre blanco

pero yo soy como el pozol, la mezcla de dos tipos de granos.

-elhund

Anuncios