Clara

Ella no es como las demás mujeres, no le gustan las cosas materiales, es una aficionada a la música en español y su sueño es conocer el mundo, siempre habla de sus ganas por agarrar un coche y cruzar todo el continente, no le importa lo que se tarde.

Para ella es normal hacer lo que quiere, desde usar ropa multicolor, hasta regresar a su casa un poco tarde, creo que hasta se pondría rastas y no le importaría lo que digan los demás, me impresiona la confianza que sus padres le tienen y la libertad de la que goza.

Un viernes me tocó trabajar en un concierto en el Downtown, no recuerdo bien el nombre, pero era un DJ muy bacán. Los que me contrataron se pasaron de buena gente, cuando terminé de conectar los cables e instalar las bocinas, me dejaron bajar a la pista.

Estuve bailando, sentía que no tenía ritmo, no se cómo los gringos pueden bailar estas cosas, a mí ponme un vallenato, una salsa y yo soy feliz mijo. Pero bueno, también estuve haciéndome tonto un rato y de repente que se me acerca una zuca.

-Your eyes, you have something beautiful in your eyes

What? sorry, I no speak English

-Oh, I see, ¿Hablas español?

-¡Si! no pense que una zuquita como tu hablara español!

-No se que es zuquita, pero si, mis papás son de España

-Ah, ya veo, entonces si me vas a entender si te digo que tienes una sonrisa hermosa

-¡Si! Esta muy cool la música

-Si, ¡pero tu sonrisa!

– ¡Creo que no te entiendo!

A Cosme no le importó, siguieron bailando, él solo pensaba la forma de acercarse a ella, ya la tenía de frente, pero se moría por besar sus labios, agarrarla y bailar cuerpo a cuerpo esa música extraña.

De repente me dieron un cuadro así chiquito, como de cartón con una abejita tipo el cereal que comemos a veces.

Colores y más colores, no se si fue parte de mi imaginación o que, pero si te puedo asegurar que han sido los besos más sinceros de mi vida, entendí de repente en donde estaba y lo que había pasado, se me olvidó todo el sufrimiento.

Entendí la muerte, tan natural a todos los seres humanos, ¿Por qué vivimos preocupados por eso? De cualquier manera va a suceder, dejé a un lado el rencor de las personas que ahí me habían señalado como diferente, en fin, sentía que estaba volviendo a nacer, frente a una mujer hermosa, que no podía dejar de verme, que sonreía y me preguntaba si veía lo mismo que ella estaba viendo, había soñado que volaba, que tal vez era un ángel o estaba posada sobre un ave en un gran valle.

Ella se volvió luz, se veía tan clara, como si la transparencia de su alma tomara de repente color y forma, ese día la conocí y ya quería quedarme para siempre con ella.

Entre alucinaciones y sobriedad llegaron a casa de Clara, subieron al techo y observaban las estrellas, brillaban mucho más de lo normal y ellos creyeron que era por la ocasión especial. Aunque nunca habian sentido algo así, no tuvieron relaciones sexuales, era algo desconocido para los dos y no creyeron que ese era el momento adecuado.

Me peleé todo el tiempo con ella, veia el universo en sus ojos y no queria dejar de verlos, me di cuenta que siempre fui muy terrenal, creyendo en mitos, crecí con las ganas de ver el Cóndor, de salvar mi tierra, ese día me di cuenta de la inmensidad de este mundo.

¿Sabes por qué no podía dejar de besarla? 

Porque el tiempo se detuvo, mi boca se volvió suya, aún recuerdo el sabor de su saliva, el movimiento de su lengua con la mía, su mano fría y suave tocándome la cara, no importó la lluvia, el frío, la oscuridad. Estábamos ella, las estrellas en el cielo negro y yo.

Amanecieron juntos en el techo, húmedos por la brisa de la mañana y negros por la suciedad de la tierra. Fue amor a primera vista, eso nadie lo puede negar, ni el papá de Clara que los despertó con unos pinchos de tortilla para desayunar. 

-elHund

¿Quieres saber quién es Cosme?

Advertisements