Into the Wild

“I’ve decided I’m going to live this life for some time to come. The freedom and simple beauty is just too good to pass up.”

Creo que a todos nos ha ocurrido alguna vez, ya sea al terminar de ver una película, leer un libro o haber tenido alguna experiencia especial de cualquier tipo, que estas nuevas ideas con las que entramos en contacto, de alguna manera dan un giro a tu vida, y por esto me refiero simplemente a que alteran nuestras emociones, que es el objeto de cualquier manifestación artística. Derivado de esto, dichos sucesos nos cambian de una manera u otra, aunque no siempre estemos conscientes de ello. Personalmente, creo que lo referido me ocurrió con la película de la que hoy les escribo, que si bien, no es una obra completamente fuera de serie cinematográficamente hablando, maneja temas y mensajes   a mi parecer importantes.

unknown“Into the Wild” es una película escrita y dirigida por Sean Penn y basada en la novela homónima de Jon Krakauer. Ambas nos cuentan la historia de Christopher Mc Candless (Emile Hirsch), un joven de 22 años recién egresado de la universidad que  inconforme con el entorno social en el que vive, derivado principalmente de problemas familiares, decide dejar a su familia y todas sus pertenencias materiales detrás para emprender un viaje  que tiene como último destino habitar las tierras salvajes de Alaska.

La aventura del protagonista, como nos damos cuenta a través de la película, tiene como objetivos principales, la búsqueda de la libertad absoluta, de lo real y el sentirse uno con la naturaleza y así  alcanzar algún tipo de iluminación espiritual. Para ello decide reinventarse, bautizándose como Alexander Supertramp y buscar nuevas experiencias en su trayecto hacia Alaska. Así, vemos como en su viaje conoce a varios personajes interesantes de los que se lleva algún aprendizaje y asimismo algunos con los que llega a tener una conexión fuerte. Aun a pesar de esto, él siempre mantiene firme su resolución de llegar al noroeste americano.

A mi parecer, resulta importante mencionar el acervo literario de McCandless, ya que a lo largo de la película lo vemos leyendo e inclusive citando a grandes autores como Jack London, Henry David Thoreau y Leo Tolstoy. Dichos autores marcarían al protagonista y guiarían en gran parte su actuar. Todos ellos en algunas de sus obras, precisamente  aluden de distintas maneras a esta relación del hombre con la naturaleza, así como la libertad y virtudes que se pueden sacar de desprenderse de las cosas superficiales y realmente llegar a conocernos, entre estas obras encontramos “The Call of The Wild”, “Walden” y “Family Happiness” respectivamente. Así, claramente veremos como Christopher está completamente convencido de que la felicidad en la vida viene de nuestro encuentro con nuevas experiencias y de horizontes aun por perseguir. ¿A quién no le han dado ganas alguna vez de dejar la escuela, el trabajo o hasta a nuestra misma familia en aras de buscar   algo más valioso o una vida más simple y desprendida de lo material? Este tipo de  pensamientos han cruzado mi mente varias veces.

Otro punto toral de esta película, es la relación de Christopher con sus padres, a los que considera lo hirieron de manera irreparable así como a su hermana. Si bien tenemos a estos personajes que a primera vista no son de lo más agradable, poco a poco vas desarrollando cierta empatía con ellos, pues al final del día en su sufrimiento, desesperación y remordimiento, te das cuenta de que son simples seres humanos con errores y demonios como cualquiera. ¿Cuántas veces no nos es fácil juzgar a nuestros padres, muchas veces sin conocer su propia historia? ¿Nos gustaría ser medidos con esa misma vara en un futuro?

unknown2

Un elemento que considero extraordinario de esta película, es el soundtrack compuesto e interpretado magistralmente por Eddie Vedder, vocalista de la banda Pearl Jam. Sin duda Penn no hubiera podido transmitir al espectador de la misma manera las emociones que pretendía sin estas canciones, y es que las canciones elegidas en escenas clave de la película realmente te  llegan a hacer sentir ese anhelo que tiene el protagonista de libertad, simple libertad, el olvidarte de todo y buscar nuevas experiencias lejos de lo cotidiano. De la misma manera, lo anterior se combina de  manera maravillosa con la fotografía de la película. A través de la misma, Penn hace algunas tomas bellísimas de varios paisajes americanos, ahondando así aun mas en los sentimientos ya descritos y en mi opinión sumándole muchísimo a la película.

Finalmente, me parece que el tema subyacente de la trama es la idea del protagonista, en cuanto a que encontrará la felicidad una vez viviendo libre e independiente de todo y todos en la naturaleza. Esto, pues así lo menciona en la película cuando establece “Yo también te voy a extrañar, pero estás equivocado si piensas que la alegría de la vida viene principalmente de la alegría de las relaciones humanas. El lugar de Dios esta alrededor nuestro, está en todas las cosas y en todo lo que podemos experimentar. La gente sólo necesita cambiar la manera en que ve las cosas”. Esta reflexión será la que se verá confrontada al estar Christopher peleando por su vida en la intemperie y sintiéndose completamente solo. Así será como Christopher y el espectador llegan a la gran conclusión de la película. Mientras lagrimas ruedan por sus mejillas, esboza “la felicidad solo es real cuando se comparte”, reflexión que comparto totalmente.

Datos de la película

En español se llama “Hacia Rutas Salvajes”

Director:

Sean Penn

Escritores:

Guión-Sean Penn.  Libro-Jon Krakauer

Elenco:

Emile Hirsch, Catherine Keener, Vince Vaughn, Hal Holbrook.

Anuncios