Cómo estudiar

studying_is_hard_by_lieveheersbeestje-d62lbns

En mi experiencia personal, cuando entré a la Universidad me costó un poco de trabajo poder estudiar para los exámenes, las preguntas tenían algo particular en relación a los exámenes de la prepa, te hacían pensar.

Además, la exigencia en las respuestas era muy diferente, por ejemplo, si la pregunta es “¿Cuál es el procedimiento para reformar la Constitución?”

Tenías que responder no sólo cómo funciona el procedimiento sino que había que fundamentar con el o los artículos en donde se encuentra establecido.

Entonces, llegaba el examen pero sólo podía escribir la mitad de la respuesta.

Otro ejemplo son los exámenes orales, llegas y te sientas frente al maestro, que tiene el temario del semestre frente él y te puede hacer cualquier pregunta respecto del mismo.

Aquí hay de dos, o tenías demasiada suerte y el maestro te preguntaba justo lo que habías estudiado o por el contrario te hacía la pregunta a la que le temías más en el mundo, reprobando, aceptando las palabras del maestro:

“Tú no sirves para estudiar Derecho”

Efectivamente, no vas a servir si no estudias correctamente, fue un tiempo después que le “agarré la onda”, en verdad no quiero que esto te pase a ti, estudies lo que estudies, por eso te dejo aquí una estructura personal para el correcto estudio.

1. Ve a clases

Es muy importante que mínimo el maestro sepa tu nombre, si definitivamente no te gusta esa clase, ve bien las faltas que tienes disponibles y utilízalas sabiamente, muchas veces te puedes meter en problemas porque faltaste una vez más de lo permitido y ya te vas directo a extra; que flojera, está peor no poder irte de vacaciones cuando ya todos se fueron, que hacer un pequeño esfuerzo y levantarte a las 5:30 am para llegar a clase de 7:00.

2. Toma buenos apuntes

Aquí hay varias técnicas, hay personas que llevan su computadora y son muy buenas en escribir absolutamente todo lo que salga de la boca del profesor, el chiste es que sepas cómo estás organizando esa información.

Si haces esto te recomiendo que desde que estás escribiendo pongas en negrita los títulos, uses correctamente las viñetas cuando es necesario enlistar algo y si el maestro recomienda un libro en la clase, utiliza un código como escribir antes la palabra “Libro: Y después el título”.

Otra forma muy recomendada para tomar apuntes es la tradicional, a papel y pluma. Se recomienda porque en la clase estás poniendo atención a una sola cosa, escuchar al profesor; entonces no pierdes tanto tiempo escribiendo todo.

Escribe las ideas principales, las dudas que tengas y la respuesta obtenida. También es muy importante que escuches a tus compañeros, tienen puntos de vista totalmente diferentes al tuyo, sobretodo porque hay personas que preparan antes la clase de que la enseñe el maestro, ellos añaden un factor de excelencia más en su organización para el estudio.

Puedes usar distintos colores para diferenciar las ideas, en lo personal sólo llegué a utilizar un solo color, dependiendo de la pluma que tuviera en ese momento. Creo que las mujeres han practicado más estas técnicas cuando toman apuntes.

La concentración es muy diferente cuando programas tu cerebro para escribir todo, que escuchar y sólo escribir las ideas principales.

Creo que a muchos nos ha pasado que estamos escribiendo, después nos preguntan que acabamos de escribir y no tenemos ni la menor idea. Esto se debe al entendimiento de la información.

3. Determina el horario en el que vas a estudiar

Ahora, si por alguna razón no tomaste apuntes, aún no está todo perdido, esfuérzate más en la empatía con tus compañeros y pídele esos bellos apuntes a la persona que creas que mejor lo haya hecho.

Entonces ve la fecha de tu examen y calcula cuanto tiempo vas a necesitar para realizar el siguiente paso “leer, memorizar y repasar”.

Por ejemplo, si tienes la materia más difícil de la carrera, digamos “ISR”. Vas a necesitar mínimo, 4 horas diarias en un lapso de una semana para que te vaya bien en el examen. Te recomiendo que lo veas como una actividad más en tu calendario, como ir al gimnasio o como un curso de idioma, para que tú mismo sientas la obligación de cumplir con lo establecido.

4. Lee, memoriza y repasa

Ya que tienes un horario establecido, primero agarra el temario y separa así la información, puede ser que tengas distintos materiales de estudio, en los apuntes debes de tener las ideas principales y lo que te puede preguntar el maestro en el examen. Pero para profundizar en el estudio, te dejó unas lecturas o algún otro material adicional. Asegúrate de incluir este material en el tema correspondiente.

Ahora sí, dedícale un día entero a leer TODO. Léelo una, y si te da tiempo, dos, tres, cuatro veces (recuerda subrayar la información más relevante). Tómate unos descansos y crea incentivos para que si dices media hora SOLAMENTE sea ese tiempo y no te quedes viendo 5 capítulos más de una serie o te quedes jugando FIFA más de lo normal.

Después memoriza las ideas relevantes, velo como un espacio vacío, eres el arquitecto de una casa y cada tema va a ser un cuarto distinto. El cuarto debe de tener muebles, esas son las ideas principales del tema que estas estudiando. (Memorizar no es repetir y repetir, sino imaginar un espacio y acordarte del mismo)

Esto es lo más difícil de hacer y en lo que te vas a tardar más tiempo, siguiendo el ejemplo de ISR, le dedicaría un día a leer todo y 5 días a esta labor. (NO TE DESESPERES)

Por último, júntate con un compañero tuyo, al que más confianza le tengas y hagan sesiones de preguntas y respuestas, es la mejor forma de repasar que existe.

5. Relájate y deja que fluya

Ya hiciste absolutamente todo lo difícil del proceso, ahora no la vayas a regar.

Es normal que llegues y estés sudando, te estés haciendo pipí de los nervios o algo por el estilo, cada persona es diferente y tendrás que aprender a controlarte.

Porque muchas veces pasa que por estar nerviosos, ni siquiera somos capaces de seguir una lógica, que muchas veces con esto basta para contestar una simple pregunta.

Confía en ti, lo que muchas veces me pasó (cuando ya estudiaba bien) es que me preguntaban algo y solito salía de mi boca.

Hazlo porque te gusta, al final del día es tu tiempo el que vas a sacrificar, mejor que sea con algo que al leer o hacer, te revolotee el estómago porque lo estás disfrutando.

No me gustaría verte fallando, pero uno no experimenta en cabeza ajena, a veces es necesario que tú mismo experimentes el fracaso. Un amigo me dijo ayer, “Te puedes caer las veces que quieras, pero lo que te hace  una gran persona son las veces que te levantas”.

Nunca lo había entendido tan profundamente, pero es verdad que las cicatrices son aún más fuertes que la propia piel sin lastimar.

-elHund

Advertisements