Empieza a ejercitarte

Son muchas nuestras prioridades en la vida, hacer la tarea, aprobar un examen, ir a la universidad, trabajar, en fin, van cambiando con el tiempo.

Sin embargo, es muy muy probable que en año nuevo, mínimo una uva se la destines a este objetivo, este al fin será el año que haré ejercicio. Y hasta te imaginas con un six pack en la panza, listo para presumirse en la playa.

Vas al gimnasio que más te gusta, pagas dos mil pesos de inscripción, más los primeros tres meses porque está en promoción, o sea en total como cinco mil pesos. Hasta empiezas a entrenar ese mismo día.

Es aquí dónde se empieza a complicar todo, puede ser que lograste tu primera semana, pero de ahí ya no vuelves a ver el gimnasio y tu dinero y motivación están en la basura.

Pero no te preocupes, en este post te contaré los tres aspectos más importantes que tienes que considerar para empezar a hacer ejercicio y poder cumplir tu propósito.

Primero, tu alimentación.

fruit_salad_by_shrapnel420.jpg

Hay unas reglas básicas con las que puedes empezar:

  • Bájale a las grasas. (Carnitas, tacos de suadero, fritanga, tacos de canasta, etc.) (Si, todo lo rico que podemos encontrar en la calle o los tacos dorados que tanto nos gustan bañados en crema)
  • Bájale al azúcar. (Donas, postres empaquetados, chocolate procesado, pan dulce, etc)
  • Incluye frutas en tu desayuno.
  • Incluye verduras en tu comida.
  • Establece un horario regular en el que cumplas con tu desayuno, comida y cena. 

Cada persona es diferente, en internet podemos encontrar varias recomendaciones sobre qué dieta es la que debemos de seguir, pero mi consejo personal es que acudas a una consulta nutricional. Ya que esa persona evaluará distintos aspectos físicos, incluyendo la actividad que realizas, con base en esos datos, te proporcionará la dieta correspondiente (Si estás en la Ciudad de México o en Villahermosa, comenta abajo y nos pondremos en contacto contigo)

También cabe mencionar que hacer dieta no significa dejar de comer lo que te gusta, o comer muy poco, ser vegano, ser vegetariano. En realidad dieta es el conjunto de alimentos que consumimos diariamente, por lo que siempre estamos a dieta.

Segundo, Descansar adecuadamente.

 

635884208334490250-625642072_toddlersleep

Es otro de los factores sumamente importantes para el sano desarrollo de tu cuerpo, esto ya lo sabes, es muy conocido que tengas que dormir ocho horas, aunque depende mucho de la edad que tengas. 6 horas son las mínimas recomendadas en personas jóvenes que no rebasan los 34 años. (Según un estudio de la Universidad de Berkeley)

Al dormir, se suspenden todos los sentidos y los movimientos. Esta calma corporal y descanso mental permite recobrar energías y vitalidad para el dia siguiente. No hacerlo o hacerlo de manera incorrecta, puede llegar a afectar la salud física y mental de distintas formas. No se si alguna vez te has quedado en vela por estudiar para un examen, al siguiente día es rarísimo, definitivamente sabes que algo no está bien.

Tercero, MOTIVACIÓN

Es muy probable que en tu infancia corrieras de un lado a otro, toca toca, esconde esconde, Stop, el avioncito. Casi todos los juegos de niños involucran una actividad física. Entonces, ¿Cuando dejamos de divertirnos haciendo ejercicio?

running_on_water_by_bannanabee-d2yvs4g

Crecemos, entramos al bachillerato y nos empieza a importar el reconocimiento social. Se vuelve de vital importancia ser visto como una persona físicamente atractiva. El físico se valora mucho más que la inteligencia en esa etapa de nuestras vidas.

Ahora, podemos encontrar dos segmentos muy grandes, los que hacen ejercicio como deporte y los que hacen ejercicio por la presión social y la baja autoestima ocasionada por comentarios de los demás.

También, he visto muchas publicaciones en redes sociales en donde se quejan de su físico y dicen “Ojalá un día esté asi” “Soñe que amanecía con un abdomen plano”. Primera noticia del día: Si no trabajas en ti, JAMÁS estarás como sueñas.

El chiste es que sepas de dónde sacar la motivación, ese fuego intenso que llevas dentro, esa magia que vuelve realidad la fantasía mental.

Estoy muy seguro que hay una actividad en la que te desempeñas excelentemente bien. Supongamos que te gusta la medicina, en el salón preguntan cuantos huesos tiene el cráneo y sientes un frío en el estómago por la emoción al tratar de ser el primero en contestar. Son estas mismas ganas las que tienes que encontrar para todo lo que te propongas de ahora en adelante.

Entonces, si quieres hacer ejercicio, primero es muy importante que ya tengas organizada tu semana. (Próximamente te proporcionaremos un calendario que puedes descargar en esta página)

Ahora, piensa que al escribirlo lo estás pactando con sangre, recuerda, los pactos se hacen para cumplirse, por lo que te recomiendo que realices una promesa personal. Si fallas, te estarás fallando a ti mismo. Y esa es la peor desgracia que puede existir en la humanidad.

Tus primeros tres días son vitales. El primero debes de ejercitar todos los músculos, puedes empezar estirando, trotar media hora y posteriormente algunos ejercicios con pesas o barras. Repite lo mismo en el segundo y para el tercero consigue unas aspirinas mínimo. Aunque el dolor puede parecer intenso, no te preocupes, tu cuerpo se irá acostumbrando poco a poco. 

A todo esto, no necesitas ir a algún gimnasio para poder ejercitarte correctamente. Hay muchos ejercicios que se pueden realizar sin necesidad de algunas herramientas. Por ejemplo en los parques, normalmente hay un pasamanos, en él te puedes alzar para ejercitar tu espalda, hombros y brazos.

También tienes que saber que el cuerpo es peor que Hacienda, si faltas tres días seguidos, vas a empezar a notar el cambio, mientras más se prolongue esa ausencia, peor será el cobro que te hará tu cuerpo.

Para concluir este post, quiero compartir que muchas personas me han preguntado ¿Por qué haces tanto ejercicio? ¿Por qué es tan importante para ti? ¿Cómo logras ir a la escuela, estudiar, trabajar y además hacer ejercicio?

La verdad nunca se que responder. Es como si me preguntaran por qué me gusta comer o por qué me gusta viajar. Pero creo que es porque desde niño estoy acostumbrado a ejercitarme. Además, no es nada del otro mundo, lo único que tuve que aprender a hacer es a seguir un horario y sobretodo CUMPLIRLO.

Además, debo de confesar que no me gusta mucho mi complexión delgada, por lo que comer más y hacer más ejercicio, no es un problema en mi mente, si así voy a estar como quiero.

Recuerda, siempre hay excusas para no cumplir con este objetivo. En serio, SIEMPRE encontrarás una razón por la que no querrás salir a correr o prepararte tu comida nutritiva.

Lleva tiempo, es verdad. Pero las recompensas son enormes.  

Hazlo porque te gusta, hazlo porque te divierte, hazlo por ti y por nadie más.

-elHund

Anuncios