Sábado de Gloria

Autumn.png

Son las 3:00 am, el sonido de las palmeras balanceándose de un lado a otro reina en el pueblo de Cuauhtémoc, la única luz es el reflejo del sol en la luna, que alumbra solemnemente la espesa negrura de la noche.  

Mientras tanto, Agustina Mercado junta todas sus fuerzas para que se active esa energía expulsiva, para una enajenación completa de otro cuerpo que a diferencia de otros seres, será capaz de conocer, pensar y actuar; es la quinta, será hermana de tres hombres y una mujer.

Todos se encuentran reunidos alrededor de Agustina, el mayor sostiene el agua fría obtenida directamente del pozo, que desde un día anterior reposaba para la limpieza del pequeño cuerpo, otro sujeta unas tijeras largas, que ya habían limpiado con alcohol, la niña es la encargada de la toalla para arropar a la criatura, es la primera vez que verá nacer a alguien; otro más se encuentra en espera para salir corriendo a pedir ayuda si existe alguna complicación.

El marido es el que atiende el parto, el único 100 por ciento espectador es el hermano de Agustina, quien ya tiene listas las cervezas para la celebración del nuevo miembro de la familia, que eso de tomar por celebrar ya era sólo pretexto, llevaban 4 días ahogándose en cerveza por las fiestas de semana santa en el pueblo.

De igual manera no había mucho por hacer, en estas familias es donde aún podemos observar la maravilla de la naturaleza, esas fuerzas invisibles que conspiran para que las cosas sucedan, ahora entendemos que la luna llena no es coincidencia. Aquí no existe preocupación si ella se encuentra en posición pélvica, si el cordón umbilical tiene una o dos vueltas en el cuello, ellos confían en que va a pasar lo que tiene que pasar.

¿Qué pasa por la mente de los hijos? Muchos pensarían que no son capaces de cumplir con esas determinadas labores, pero es así como desde temprana edad están en contacto con los métodos naturales del ser humano, ver la vágina de la madre no es ningún problema, es algo que ven y se entiende por sí mismo, en su mente sólo existe la preocupación de cumplir con su labor para que su hermana nazca.

Es más, el primero de ellos ni siquiera se pregunta ¿Cómo habrá sido el día en que nací si no tenía otros hermanos que me ayudaran? Por el contrario, existe un orgullo personal por la ayuda que proporcionan. Hacer sentir útil a una persona, es el mayor de los regalos que alguien puede otorgar.

Una vez que el pequeño cuerpo toca la húmeda tierra, llena de aire sus pulmones para gritar a los cielos negros que ha llegado a esta vida. En este momento la luna parece estar en su máximo esplendor. La niña es inmediatamente separada de su madre y sumergida en el agua, que por cierto, todo eso sucedió en menos de un minuto.

Llorar ¿Significa sentir miedo? ¿Es esa la primera emoción humana? Gritamos para avisarle al mundo que estamos aquí, que estamos respirando este aire, que estamos viendo luces, que en el universo acuático materno nada de esto existía.

Sin embargo, existe un catalizador instantáneo, el latido del corazón de nuestro ángel guardián, nuestra madre, que tanto sufrió al pujar, que a veces hasta defeca del esfuerzo. Es impresionante cómo existe una frecuencia que inmediatamente calma los caudalosos mares del miedo.

La madre se une al llanto de la niña, es el quinto día más feliz de su vida, ahora recordará dos días especiales, el nacimiento de su última hija y la resurrección de Cristo en los cielos.

Esta historia sucedió realmente en un pueblo costero de Tabasco, estábamos pasando las vacaciones de semana santa en la playa, cuando en la noche despertaron a mis padres para que atendieran el parto de Gloria, le pusieron así porque nació un Sábado de Gloria. No todo salió como lo esperaban, ya que por las condiciones del parto a la intemperie y al tocar la tierra, estaba susceptible a desarrollar una infección en el ombligo, por lo que la tuvieron que trasladar al hospital de Villahermosa.

Ahí, además de la correcta limpieza de los cuerpos, la madre fue sujeta al procedimiento de salpingoclasia, para evitar un nuevo embarazo de manera permanente.

Gloria debe de tener alrededor de 15 años. Hoy ya está casada y es madre de un niño, terminó la secundaria y sigue viviendo en esa población, ella sigue siendo parte de ese hermoso ciclo natural despreocupado de los intereses mundanos actuales.

-elHund

 

 

Advertisements