OPIA

ojos.png

Ha pasado mucho tiempo desde el día que prometí que no te olvidaría nunca.

Fuimos a ese pueblo que tanto querías visitar, creo que era el último que te hacía falta por recorrer, habías esperado tanto tiempo porque me dijiste que completar tu tarea debía ser conmigo.

Recuerdo que tuviste toda la razón, era un lugar incomparable, un pueblo lleno de magia, la gente vendiendo productos hechos con sus propias manos y ese ambiente espiritual que se te impregna en el alma y te llena de tanta paz.

Pero te confieso que he fallado un poco en esa promesa. Hoy son exactamente veinte años que estuvimos juntos por última vez.

Poco a poco he ido olvidando los detalles, no recuerdo el color de tu vestido, la diferencia entre el olor de tu cuello y de tus muslos, sólo recuerdo que ambos provocaban un cierre mental que me impedía ver más allá.

Son veinte años que has dejado de hablarme, mirarme, tocarme con delicadeza, con rudeza, de enterrarme tus uñas en la espalda.

Tengo que recrear el susurro de tu voz. te estás perdiendo en mi memoria, te estás perdiendo en mi abismo mental infinito.

Creo que muchas veces creemos que el momento no es el indicado para comprometerte con alguien, siempre encontramos una razón para no arriesgarlo todo. La verdad es que el tiempo no perdona, un día estás ahí, dispuesta a darlo todo, otro día alguien más te toma de la mano.

Hay momentos en que las estrellas se alinean, en que el propio universo conspira a tu favor o en tu contra.

La otra noche tuve un sueño; ahí estabas tú, de nuevo, viéndome fijamente, esta vez no pude desviar la mirada. Era de noche pero podía ver el día, en esos reflectores increíblemente hermosos.  

Después sólo recuerdo que te estaba besando, las hendiduras de tus labios tocando los míos. Daría todo lo que tengo en este momento para volver a sentir el sabor. Todo, absolutamente todo.

Te necesito en cada una de mis noches.

Aunque se que de alguna forma u otra, somos tu y yo, la oscuridad, la luz, la vida y la muerte, el todo y la nada. En algún lugar seguimos existiendo juntos.

-elHund

 

Advertisements